lunes, 10 de septiembre de 2012

Culpa de la vida


El verano esta terminando, tuvimos, probablemente, el ultimo fin de semana de paseos y chapuceo en el agua que aprovechamos como se debe, por supuesto. Aunque el otoño es una estación que disfrutamos montones, este verano nos dejo el saborcito de "que bella es la vida" y hay que cerrarlo con broche de oro, es lo que estamos intentando hacer. Al regresar a casa el sábado varios niños del barrio estaban frente a nuestro jardín haciendo alboroto, pues el gato negro del vecino (que parece mas nuestro, porque no sale de acá nunca lo cual me encanta, pero a D. no tanto) había querido comerse (?) una paloma pero los niños se lo impidieron, sin embargo el ave quedo herida y entre todos (ellos los chiquitos, Luciano el mas chiquito y nosotros 2 los grandes) pudimos recuperarla y meterla en una caja, estaba muy asustada, le pusimos agua y comida y la cubrimos con una manta para tranquilizarla, la dejamos quietecita sin molestarla en la sala y así nos fuimos a dormir. Ayer cuando despertamos, yo decidí sacar la caja con la paloma al jardín porque Luciano hace mucho ruido y no quería que asustara al pájaro, la deje toda cubierta con un huequito para que respirara, estábamos todos pendientes, yo regrese a la cama a hacer pereza, Lulu viendo tele y D. preparaba el desayuno, en cuestión de segundos la paloma ya no estaba, solo quedaba un reguero de plumas. Ni ruido escuchamos, don gato negro había quitado la manta y estaba sentado al lado de la caja como si nada. La cara de Luciano... y la mía... y la de D. bueno, ni les cuento el sin sabor durante todo el día, y peor cuando en la tarde regresan los salvadores a preguntar por ella, les contamos la verdad, que otra cosa podíamos hacer? Estaban muy tristes y enojados con el gato negro, los vi en serio muy enojados, así que tuve que darles una charla de zoología y explicarles el comportamiento de los felinos, como cuando los leones se comen a Bambi :( les dije que la culpa no era de nadie, ni de ellos, ni de nosotros (aunque yo si me siento medio responsable), ni mucho menos del gato, porque el solo había seguido su instinto, en ese momento Luciano lanza un suspiro, con una mirada profunda, profundísima les dice con tono trascendental a los otros 4 niños mas grandes que él: "C'est la faute de la vie", y si, él tiene razón, es culpa de la vida... bueno y un poco mía también, aunque no quise decirlo delante de ellos :(
El dice que la paloma esta al fondo fondo de la boca del gato negro, el cree que ella esta viva dentro de la panza, esas son las ideas que quedan después de que uno conoce la historia de caperucita por ejemplo.

En l'école, este año para incentivar la escritura, crearon un "cahier de vie", un cuaderno de vida en donde las familias escribimos lo que hacemos los fines de semana, algo corto por supuesto y pegamos fotos, o Luciano dibuja o pegamos recuerdos como tiquetes de entrada a cine o cosas así. El quiso que contáramos la historia del gato y la paloma, luego los dibujo (abstracto, obvio) y escribió CHAT. Luego, se le fue pasando la tristeza y regreso a sus andadas de siempre.
Yo, yo sigo sintiendome un poco culpable, sobre todo en este momento mientras escribo este post y veo que el gatito negro esta afuera en mi jardin y ahi voy... dispuesta a acariciarlo debajo del cuello para que me haga ronron ronron ronron :( y bueno... no puedo ir en contra de mi naturaleza gatuna.
(Ví que tengo nuevos lectores, que alegria me da! Bienvenidos siempre!!!)

10 comentarios:

vane dijo...

Los gatos no son buenos, ya se ya se, lo del instinto y tal, luego te mirará con ojitos y fin del drama. Me gusta mucho la primera foto, y la habitación! que bonita :)
No te sientas culpable, tu niño tiene razón.
un abrazo,
vane

Nik neuk dijo...

Cuanto tiempo sin verte y ahora veo que actualizas a menudo. Ojalá te quedes. Que triste la historia de la paloma pero tienes razón, así es la vida.

Azulitoclaro dijo...

:(
Instinto. Cruel. Pero no hay nada más que hacer. Lo siento muchísimo. Y yo no creo que los gatos no sean buenos, creo que le explicaste a Luciano y a los niños lo que realmente es: la ley de la vida, o la culpa, como dice Lulú.
(Ese cuarto de Luciano está hermoso. Y las fotos... ¿qué más puedo decir? Me encantan).
Un besito,
A.

NuriaBadilla dijo...

Fran que tamaño tenía la paloma? Es que yo que he tenido Gatos cazadores te juro que no se los comen y silo dejan las plumas. Queda la paloma, lis huesos y cabeza. Imposible que se la halla comido tan rápido b

Los míos han cazado pero siempre queda bicho muerto

Françoise Rachez dijo...

No, yo tampoco creo que se la haya comido, quien sabe donde dejo el cadaver, no debe estar muy lejos porque fue muy rapido!!! No se, no se ni que pensar :( ojala la haya matado bien muerta, porque no me imagino ese pobre pajaro por ahi sufriendo :( :(

Adriana dijo...

Qué pecao! bueno, a mí realmente me parece una experiencia bien formativa para los niños, que vean la cadena alimenticia en la vida real. AHora, el cadaver de la paloma sí guaca! donde algún niño se encuentre algo parecido a lo que describió Nuria eso sí lo deja traumatizado! favor revisar el jardín, jaja.
Oye el cuarto de Lulú es de revista! Así de ordenado se mantiene? ;)

Besos y qué chévere tenerte de vuelta con ese ritmo! (debería aprender de tí...)

Giuna Munante dijo...

Hola!!! me encontre con tu blog de casualidad en el afán de encontrar otras mamas y saber como afrontan las diferentes situaciones del día a día. He leido todo el blog antes de escribir, me senti identificada en muchas ocasiones y otras con envidia de la buena claro, saber que no no soy ninguna extraterrestre que ha sentido fuerte la pegada de ser mamá y lo difícil que es. Ayuda mucho como dices saber de otras mamas y leer tus propias experiencias en otras personas ya sea en la esquina de tu casa o al otro lado del continente. Muchos Saludos y espero seguri leyendote, aun no reviso tu Flirck pero espero hacerlo pronto, tambien me gustan mucho las fotos lastima que no em dedico a eso. Besos Giuna

Nadia dijo...

OHH... ha visto Luciano esta película de la gaviota y el gato.... http://youtu.be/Sw8W7dVGP5k

Nadia dijo...

El cuarto está hermooosooo, enséñanos más de tu casa, parece de revista!

Françoise Rachez dijo...

Los gatos si son buenos, yo los amo :(
Chicas el cuarto de Luciano si se mantiene asi de ordenado, osea despues de 1 hora de suplicarle que tiene que ordenarlo jajaja, pero funciona, yo le digo, tu haces lo que se te de la gana en tu cuarto, pero despues eres tu quien ordena y si, lo pone patas arriba, pero justo justo antes de que lo destruya, le ruego para que lo ordene durante una hora jajajajaja

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin