domingo, 25 de noviembre de 2012

I love Rock 'n' Roll

Yo soy como un oso y mas desde que vivo en un país con estaciones. Nací en una ciudad mas bien fría y lluviosa, amo Bogotá y será por el amor que le profeso que logre pasar tantos años soportando días sumamente lluviosos, en fin, les decía que soy como un oso, nada mas llega el frío y yo me meto directito a mi cueva a hibernar. En primavera, verano y otoño soy como esos animadores de los clubes vacacionales, saben? Desde temprano (sin exagerar porque madrugadora, lo que se dice madrugadora, no soy) tengo una lista de actividades para hacer, adoro estar afuera cuando el sol brilla y la gente esta feliz en la calle disfrutando del buen tiempo, no soporto estar encerrada y mucho menos enclaustrar a mi hijo; pero cuando las temperaturas están por debajo de los 13 grados no hay poder humano que logre sacarme de la casa, para ser mas especifica, de mi cama. En invierno, le toca a D. convertirse en el animador vacacional porque yo vivo temblando así tenga 50 capas de ropa encima y la calefacción en modo "Acapulco", solo basta con mirar por la ventana y ver ese cielo gris, los árboles sin hojas, las gotas de lluvia, la niebla y todo ese paisaje    que pareciera estar recién salido de un refrigerador, para que yo me congele, repito, así este adentro de mi calientita casa. Lo mas duro son los primeros días, por ejemplo, días como hoy... cuando el otoño se esta acabando y empieza a hacerse de noche muy temprano y tu cuerpo aun no se acostumbra a ese aire frío. Cuando el invierno esta bien instalado y ya te acostumbraste a salir a la calle vestido de oso polar, vuelve un poco la valentía y es ahí cuando no soportas el aburrimiento (por  haberte metamorfoseado en oso y llevas varios fines de semana sola sin hacer nada ) y decides que es hora de salir aunque sea un poco, en días como esos, dejo descansar mi cerebro (exhausto de repetirse sin parar "no hace frío, no hace frío, no hace frío") y puedo hasta lanzarme a aventuras como esta
Bueno, todo ese discurso para mostrarles, solamente, que hoy empecé oficialmente mi temporada de hibernación y en un domingo lluvioso, frío y súper perezoso, mientras D. y Lulu abren ventanas e intentan hacerme creer que no hace frío, yo me encierro en mi cueva, ventanas cerradas y computador en mano a disfrutar de mi cobijita calientita... sin embargo, no puedo evitar subir el animo y reírme a carcajadas cuando un súper Rock Star intenta sacarme de mi cama con un concierto privado. Definitivamente, tengo mucha suerte, y este año mas porque en 15 días me voy de vacaciones y estoy que no me cambio por nada ni nadie!

3 comentarios:

coro dijo...

Es una verdadera superstar!!!!!!Como madre del artista estás muy bien en tu papel con recomendaciones de primera!!!

Giuna Munante dijo...

Hace tiempo que no paso por aca, futura estrella de rock!!!Que lindo y se ve tan feliz, espero que pronto nos cuentas que ha pasado en este tiempo....Abrazos :-)

Giuna Munante dijo...

estamos marzo y nada aún... :-( ya no vas a regresar?

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin