lunes, 9 de marzo de 2009

Dilemas Parte 2

Escribiendo este post sucede que me encuentro un poco incomoda, temerosa de escribir no muy acertadamente lo que quiero expresar y presa de esa duda, me veo obligada a escribir y borrar, escribir y borrar una, dos, tres e infinitas veces. Me gustaría aclarar que lo que van a leer a continuación es una visión netamente personal, en ningún caso crítico, juzgo o pongo en tela de juicio las decisiones que al respecto hayan podido tomar otras personas. El post anterior dio la oportunidad para que Alemama, en compañía de otras chicas tocaran un tema que venía revoloteando en mi cabeza desde hace mucho. Yo no quiero tener más hijos. Ahora que soy madre y que he conocido los sentimientos maravillosos que este rol y que este pequeño ser que es Luciano me han despertado, siento que es un poco fuerte hacer una afirmación como la que acabo de escribir. Para muchos puede llegar a ser hasta chocante, pero no quiero adornar la situación, es así y no de otra forma. Luciano y corro el riesgo de ser aburridoramente repetitiva, es un niño soñado, deseado con todas nuestras fuerzas y ganas, fue planeado, concebido con todo nuestro amor y sobre todo con plena conciencia. No llegó en un descuido ni inesperadamente. Lo deseamos, antes de tomar la decisión lo pensamos muchísimo, cambiamos hábitos, replanteamos nuestro futuro, nuestras metas, nuestros caminos de vida, nos tomamos algunos cortos meses para preparar nuestros cuerpos y sentirnos dispuestos a “fabricarlo” y así un día lo hicimos. No fue fácil, pasar de una vida “loca” aventurera, arriesgada, vertiginosa a convertirnos en padres, me refiero a asumir los miedos y enfrentarnos a este nuevo rol tan importante en nuestras vidas. Teníamos ganas de hacerlo bien y muchas veces no sabíamos si estábamos preparados, creo más bien que tanta responsabilidad nos asustaba un poco, pero no fue sino llegar Luciano en un parto sencillamente maravilloso y voilà! Todo fluyo y es que no podía ser diferente, cuando un hijo llega la vida se despeja. Me devuelvo un poco atrás y recuerdo que fue “queremos un hijo”, en ese primer instante dábamos el paso a convertirnos en padres y no imaginábamos a largo plazo, no se… inconscientemente en mi cabeza se fue formando la idea de un hijo, un hijo, un hijo y por ningún lado veía más. D. Tampoco mencionaba el tema, solo hablábamos de nuestro hijo y ya. En este momento Luciano llena mi vida, me siento maravillosamente feliz con él y no tengo ojos para nadie más, claro excepto mi esposo. No me veo compartiendo su tiempo, no me veo dividiéndome en dos, no me veo con una panza muerta de sueño corriendo detrás de Luciano que está empezando a caminar, simplemente no me veo como madre de dos hijos, no es algo que me emocione. Me encanta ser su mama, me hace feliz verlo crecer e imaginármelo en cada etapa de su vida y en cada imagen veo nuestra familia así, los 3 siendo felices. Muchas personas han tocado el tema, todos dan su opinión y cuentan sus experiencias. Unos dicen que los hijos únicos son malcriados, que no saben compartir, que son egoístas, que crecen con traumas, que pobrecitos, que si ustedes se mueren el va a quedar solo, que esto, aquello, y mil afirmaciones mas. Yo tengo que decir que no creo en nada de eso, punto. Muchos de mis seres más cercanos son hijos únicos que crecieron en el seno de una familia maravillosa y que hoy son adultos encantadores, solidarios, buenos amigos, buenos hijos, seres humanos con muchas cualidades lejanas de las que suelen describir a los que no tienen hermanos. Pienso que los comportamientos y personalidades no se definen solo por el hecho de tener o no tener hermanos. Va más lejos de eso y aunque puede ser un factor no es decisivo, pues conozco también muchos otros que tienen hermanos y no son el tipo de amigos que yo quisiera tener o que me dicen de aquellos asesinos, ladrones o delincuentes que tienen 10 hermanos por ejemplo. Un hijo aprende a compartir y a convivir de muchas otras maneras, mi opinión netamente personal y respetuosa hacia todos aquellos que no la comparten, es que un hijo único puede ser tan feliz como uno que tiene dos y más hermanos. El meollo del asunto es este: Yo Françoise Rachez, no pienso traer más hijos al mundo a menos que realmente tenga ganas, verdaderas ganas. Tengo que decir que muchas veces todos esos comentarios me han dado miedo, sobre todo el de “si ustedes se mueren Luciano queda solo”. Si, terrible, me muero de angustia de solo pensarlo (el tema de la muerte es otro dilema con post propio) y he estado tentada a cambiar de opinión solo por el temor que eso me causa. Sin embargo, mi “racionalidad” es más fuerte e insisto en que no voy a tener más hijos salvo que las ganas me lleven a dar el paso. No creo que esté dispuesta a quedar embarazada de nuevo pensando en este bebe como una solución a algo, como un objeto que viene con una misión a cumplir, no sé si me hago entender… no encuentro las palabras… Claro que me preocupa que mi hijo en determinado momento se encuentre solo, pero no por eso voy a utilizar un ser para solucionarle ese problema. Muchos dirán que es egoísta pensar solamente en mi y en las NO ganas de tener más hijos, realmente me parece más egoísta embarazarme sin tener ganas de ese ser. Alguien me pregunto un día si la relación con mi hermano había sido buena y no puedo negar que me molesto un poco esa intención de buscar traumas sicológicos donde no los hay, bueno… puede que si los haya, pero no creo que sea el caso. Mi hermano fue, es y será una parte esencial en mi vida, yo lo amo y lo extraño mucho. Basta decir que la relación con el es maravillosa, siempre lo ha sido y por lo tanto la experiencia de hermandad y fraternidad magnifica que tenemos los dos no da lugar a pensar que es por un trauma de “malos hermanos” que no le quiero dar uno a Luciano. Pero en realidad el dilema va mas allá de si yo quiero o no quiero, el dilema es que mi esposo si quiere. El está encantado con la faceta de papá, llegado el tercer mes donde todos empezamos a dormir por fin! Este hombre se emociono y empezó a hablar del futuro y de la casa enorme que tendríamos que comprar para todos los hijos que íbamos a tener! Que tan lindos, que soñaba con ver la casa llena de juguetes y todos corriendo y gritando y que ahora si, finalmente había encontrado la razón de su vida: LoS hijoS. Según él, dice que puede ser feliz con 10! Tranquilas, tranquilas, Luciano lo tengo en la lista de espera del jardín y al papa en la lista de espera del manicomio. Esta absolutamente loco! Hace poco y en vista de que el tema me da muchas vueltas, decidí volver a tocar el asunto y le pedí que me dijera seriamente, sin bromas, ni chistes, “”se ri a men te” cuántos hijos le gustaría tener? Me respondió que era verdad, que él podría ser feliz con 10, pero que sabía que era imposible convencerme, 5 le parecería fabuloso, pero que se conformaba con 3 o 4… “Al menos”. El conoce mi opinión al respecto y no me presiona (si es que a eso se le puede llamar no presionar), dice que no me preocupe, que ya llegara el momento. El tampoco está dispuesto a compartir el tiempo de Luciano con nadie más, por ahora. Al igual que yo, esta locamente enamorado de él, ve por sus ojos, se derrite, no tiene cabeza para otra persona que no sea su hijo. A él no le importa que Luciano sea el universo del mundo, no le tiene miedo a sus caprichos o a malcriarlo, sabe perfectamente que poco a poco le iremos explicando la vida y que lo educaremos de la mejor forma. D. dice que no quiere tener hijos seguidos, no antes de los dos años, los quiere con 3 0 4 de diferencia (como mi hermano y yo), en esas edades los centros de atención son totalmente distintos y puede compartir con cada uno de manera diferente, brindarles un espacio y “exclusividad”, (no se esta olvidando de compartir, obvio que no) no tiene prisas y quiere ir con calma. A mí me parece tan lindo escucharlo hablar así, no le tiene miedo a nada, yo le planteo la situación color de hormiga y el saca soluciones de un lado y otro. No le da pereza trabajar más, por el contrario según palabras suyas, cada mañana sale lleno de motivaciones al trabajo convencido de que sus esfuerzos representan el bienestar de la familia. Cuando regresa al atardecer no sé como carajos recarga sus baterías y pasa tiempo con Luciano, se ocupa de él, le cocina, lo baña, juegan, se ríen, y me hacen sentir tan afortunada! Por supuesto que son labores que le corresponden como padre que es, no es que yo lo vea como una ayuda, pero si me asombra su maravillosa disposición. Nada lo detiene para hacer feliz a su hijo, ni el cansancio, ni la enfermedad, ni el mal genio… nada. Igualmente se ocupa de mí y las tareas del hogar también le corresponden, obviamente. Total, las condiciones están dadas. Con un padre y esposo tan maravilloso como el mío, tener hijos no es algo que pueda convertirse en complicación, además, este país de alguna manera brinda posibilidades económicas para poder tener varios hijos, sin embargo, no es algo que me motive. Yo sé que no quiero más hijos, de verdad no me nace, pero no me niego a la posibilidad, todo lo contrario, espero que un día me den ganas. Lo único claro, es que jamás tomare la decisión motivada por un temor, o por solucionar un problema, o por complacer a alguien. Espero que si un día llega este hermano para Luciano sea tan deseado como lo fue el, anhelado, soñado, quiero que tenga su lugar, que sea EL o ELLA, quiero que llegue a este mundo como nuestro hijo y no con roles impuestos como el “hermano de” aunque evidentemente lo será. Antes de eso, no creo que la familia se agrande, ni creo que me una al club de la blogosfera, a menos que mi método de planificación me juegue una mala pasada. Esas son mis ideas al respecto, se que muchas de ustedes no piensan igual que yo y en eso está el encanto de la vida, entre gustos…. En fin, veremos qué pasa….

28 comentarios:

NuriBadilla dijo...

Lo leí con calma. Y no me queda a mi más nada que decir que "pues sí".
Cuando alguien está tan clara en su desición no queda más que admirar la claridad.

Quiero ver a D. y su argumentación, porque ese también parece estar asombrosamente claro.

Ahora, deberías decir "por ahora no estoy interesada..." porque por ahí dejás la puerta abierta también por si cambiás de opinión.

De cualquier manera, no dudo que Luciano crece como un niño feliz y pleno cuando sus padres están tan claros con lo que quieren para él

Muy buen post. Pasaré luego a ver los comentarios

Lu dijo...

Fran querida: Hay muchas personas que no la tienen tan clara como tú, has tomado una decisión que es buena para ti y tu familia, otros pensarán distinto y eso está bien también. Mientras seas feliz y tengas las cosas claras, como evidentemente las tienes, todo simplemente fluirá.

Es tu vida, tu familia, tu hijo, tú decides. En nada influye si Luciano tiene o no un hermano, o si tiene 9 más. Eso no lo hará una mejor o una peor persona. Todo depende de la formación que ustedes como padres le brinden. Y en eso, Luciano está ganador.

te mando un abrazo enorme,

Lu
MAmá de DOS chancletas

Liz dijo...

Realmente quedé admirada con la claridad con la que expones tus razones, yo duré alrededor de 4 años con esa misma opinión pero no con tal claridad, sólo sabía que no quería tener otro hijo porque mi niño me absorbia por completo y no quería que se sintiera desplazado, a pesar de que la presión familiar para darle un hermanito "con el que pudiera jugar" fue muy fuerte yo no desistí. La posición de mi esposo es más o menos parecida, el sí se conforma con dos hijos, ha tratado de no presionarme pero es algo inevitable que deje ver alguna insinuación de su deseo por concebir otro nene juntos.
Hoy la situación en nuestras vidas está pasando por diferentes cambios, mi niño tiene 6 años y hasta el mismo muere por tener un hermano(a), me busca en mi panza para ver si ya llegó el bebé que pide por las noches; yo tengo ya algún tiempo comenzando a considerarlo, muero por tener nuevamente un ser dentro de mi y festejar su llegada... bueno por todas esas cosas que hacen tan especial ser madre, sin embargo aún no damos el paso, ya se verá.
Besos!

Gore dijo...

yo tampoco creo que los hijos unicos sean malcriados =D todo depende de como lo enseñen sus
papis

en fin, ya veran mas adelante que pasara, jejeje, de todas maneras estan disfrutando mucho a Luciano

quehagoaqui dijo...

100 % de acuerdo contigo...es como que lo escribiera yo. Justo el viernes hable de algo de esto, y me martilla las palabras de alguien en mi cabeza, pense escribirlo pero ando cero ganas de escribir...nose porque!! pienso mil ideas de postear y de pronto nada!

Besos y disfruten de Luciano!! bella tu panza!! yo seguro me hago una tremenda bola jaja.

Marina dijo...

Fran, primero aplausos por ser tan clara en tus sentimientos...
Te leía y me parecía que estuviera hablando con una amiga de años, que te entendía tanto...

Primero, siento que no tenés que dar tantas explicaciones sobre no tener más hijos, sé que no es con esa intención el post, es para contarnos y compartir, pero me da la sensación que muy allá en el fondo vos estás dando explicaciones, porque claro, ante la visión de algunos, es raro no querer tener más hijos...

Aclaro que para mí no es así, es una decision, es ser fiel a lo que uno internamente siente, por eso te aplaudo, porque vos estás muy consciente de lo que quer´s, y podés expresarlo...

Igual que vos, no creo que un chico por ser hijo único va a ser malcriado, caprichoso, y demás, creo que eso depende de la educación de la casa, que eso no varía en sea 1 o sean 10 hermanos...

Y me parece perfecto lo que vos decís, un hijo no viene a cumplir expectativas ajenas, no viene con un mandato de "tenés que ser la compañia de tu hermano", viene porque es amado, por ser él mismo y no cumpliendo roles ya antes de nacer...

Y por como te leo, veo que estás abierta a la posibilidad, a que si tenés la verdadera necesidad de tener otro hijo, lo vas a hacer, vas a realizar lo que verdaderamente sientas, cuando lo sientas...
Y me parece bárbaro, porque no hay que tener hijos por esto o por aquello, o pensando en el mañana, o porque el mayor ya tiene 3 y hay que apurarse...
Los hijos llegan, y llegan cuando es el momento de eso... sin tantas planificaciones...

Y a mi también me pasa lo mismo que a vos, que a pesa de tener las ganas de tener otro hijo y vivir un nuevo embarazo, siento ese miedo de no poder dividirme, de pensar que voy a tener que quitarle tiempo a mi hijo para dedicarme a otro, de creer que no voy a poder amar nunca tanto tanto a otra personita como a él...

Bueno Fran, con estos "dilemas" tuyos me estás inspirando y hago comentarios kilométricos!
Perdón, no quiero aburrir!

Besotes

Alma dijo...

A ver, te veo decidida pero liada.

¿q tiene de malo ser mamá de Luciano sólo? tener un hijo ha de ser lo más maravilloso del mundo.
si te soy sincera... en mis planes está sólo el tener un hijo (sin hermanos)

el motivo? bfff, son muchos. a mi marido le está costando ya trabajo decidirse a por el primero... si hay dos hijos yo no tendré tiempo para trabajar fuera de casa, pero el dinero hará falta igualmente, y no voy a tener dos hijos para no verlos nunca.
no quiero perder mi autonomía, mi trabajo... quiero q mi vida se enriquezca y crezca pero sin "robarme" otras cosas...
tendría q cambiar de casa (este piso es muy pequeño) y no hay dinero.
necesitaría....

q sí q sí, q donde comen 2 comen 3, y donde 3 lo hacen 4. q las familias se apañan q ...
y yo no digo q no, pero como los planes de mi vida los puedo hacer yo... la idea es uno sólo. y no me siento culpable.
estoy DESEANDO poder ser madre... y quiero disfrutarlo en todo su esplendor, al máximo (el q disfrute de un sólo embarazo, parto o hijo no quiere decir q lo quiera menos o lo haya sentido con menos intensidad)...

a mí tb me dicen q no tendrá hermanos... bueno sí, porq la familia mía será triste (tengo un hermano tan sólo, q vive a 3 horas de aquí y cuya mujer dice q no quiere tener hijos... así q por esta parte nada)
y mi marido tiene una hermana tan sólo (con novio, pero ni viven juntos ni tienen planes de tener un niño todavía...) además d q la familia de mi marido vive en otro pueblo.

Mi familia será pequeña, tenga 1-2-3 o 4 hijos. visto para los demás.

luego... luego ves familias de muchos hermanos ( o pocos) peron o se hablan, o discuten... o se denuncian... ¿y entonces q? Ese ejemplo nadie lo pone.

en fin... perdona el rollo.
tu tienes q mirar por lo q deseas y olvidarte d lo q te digan los demás.
acepta los comentarios o críticas constructivas, pero las decisiones tómalas tú.

o tómalas en conversación con tu marido.
el quiere otro? tu no estás preparada psicologicamente.
lo mismo... en 2-3 años cambias de opinión radicalmente.
cuanto tu peque entre en el cole y lo veas más mayor, más dependiente, más niño... lo mismo cambias de opinión y no pasa nada. no?

no te agobies, disfruta de cada momento.
tu marido te ha dado todo el tiempo q necesites no? pues tómalo.
háblao con él y tómalo.

besos

Alma

Françoise dijo...

Ay que divinas, son todas ustedes!! a mi jamas me molestaria un comentario kilometrico... todo lo contrario, disfruto de esta retroalimentacion y solo lamento no poder reunirnos y tomarnos unos tecitos y charlar largo y tendido!
No puedo creer que logre hacerlo claramente! El post no esta intencionado a justificarme, es algo que pienso y siempre asumo mis actos. No actuo para quedar bien o gustarle a tal o a cual, la intencion a parte de contarles, tambien iba a otras cosas, escucharlas a ustedes y por ahi darme cuenta que no solo me pasa a mi y que son situaciones que tal vez con el tiempo cambien. Yo no diria que es una decision, no es que yo tome la decision de No tener mas hijos, va mas a que no tengo ganas, no me nace, no me inspira... pero en algun lado del post tambien dije que no me niego la posibilidad, yo de verdad querria que un dia pasara. Eso que contaste Liz me toca profundamente, cuando digo que ojala me den ganas es eso, que pase algo que me movilice a lanzarme, si yo viera a Luciano asi, tal vez mi cuerpo y mi instinto se despierten y puedo llegar a emocionarme... puede ser, puede que no.
Yo me imagino Mari, lo que tu sientes... y la cuestion es que estas dispuesta y lo deseas, como me paso a mi con Luciano, la disposicion estaba y lo deseaba con todas mis ganas, los miedos se van asumiendo por el camino supongo. Estoy segura que si un dia a mi se me despiertan otra vez las ganas de parir, voy a quedar embarazada y eso no significa que estare segura, que no tendre miedos, y que lo voy a asumir como si fuera experta, los mas probable es que sea todo lo contrario y recorrere el camino y me enfrentare a los temores. Pero para eso hay que esperar a que quiera tener ese hijo, y si no me dan ganas nunca.. pues bien, nada que hacer... lo importante es vivir felices con las decisiones que tomamos. Lo que me preocupa en este caso es mi esposo... porque el si quiere. En fin.. ya veremos!
A todas gracias por participar y contarme sus experiencias, nunca se preocupen por dejar comentarios largos, a mi me encantan!
Gracias como siempre!

Françoise dijo...

Mari, tu comentario me dejo pensando y volvi... de verdad que lo escribiste mejor de lo que yo lo hice, me encanto: "Y me parece perfecto lo que vos decís, un hijo no viene a cumplir expectativas ajenas, no viene con un mandato de "tenés que ser la compañia de tu hermano", viene porque es amado, por ser él mismo y no cumpliendo roles ya antes de nacer..."... mejor no lo pude haber dicho yo. Era eso lo que queria decir!

juli dijo...

Fran...creo que tenés que replantearte algo, vos no querés tener más hijos para que vengan en "función de"...hacer compañía, entretener al hermano, cumplir con el mandato familia Ingalls, etc...vos querés tener un hijo o más si te NACEN las ganas...y eso está buenísimo...no es joda traer un hijo al mundo...es toda una responsabilidad...y todo tiene su tiempo, su proceso....acabás de parir mujeeeer....que el apuro de este mundo loco no te haga sentir mal, y no permites que hagan (aunq seguramente fue con buena intención) psicología barata sobre el tema.

Te mando un bso enorme y me encanta la frontalidad q tenés para afrontar todo lo q nos compartís!

HADA ISOL dijo...

tu tienes la llave...

http://elblogdeisabelhada.blogspot.com/

Mami de Emma dijo...

Hola Fran, cuando comence a leer tu blog, pense esta chica si sabe lo que quiere de la vida, y hoy cuando lei tu entrada me lo confirmaste. No tengo nada que decir, tienes claro lo que quieres y como lo quieres. Un hijo solo o con hermanos no cambia nada, todo radica en el ejemplo y educación que le brinden como padres ahi esta el detalle. Pienso que no tienes que justificarte en escribir si quieres o no mas hijos a nadie le incube esa es cosa de dos en tu caso de tres incluido Luciano, claro que si lo escribes mejor asi queda plasmado para que cuando estemos viejitas nos acordemos de lo que pensabamos en nuestra juventud jijiji. Lo dices tan claro de momento no, más adelante no se. Y creeme eso de que cuando estas de novio estar escuchando y para cuando la boda???? y despues de la boda y para cuando el hijooo? Y llega el hijo tan deseado por dos no por complacer a alguien más, y empiezan y para cuando el hermanoooo? Oh Dios si lo sabre yo, pero sigo el consejo de alguien muy querido, tu oyelos pero que te entre por una (oreja) y te salga por otra y al final haces lo que se te de la chingada gana. He dicho. Saludillos

Ainhoa dijo...

Fran, no veo porqué tanto problema, no tienes ganas de tener más hijos y ya. No te procupes,las ganas vendrán...o no. La verdad es que no sé qué más decirte, sólo que no hagas caso de lo que te dice la gente y te dejes guiar por tus sentimientos. Yo estoy sopesando la posibilidad de tener un tercer hijo y tambièn hay mucha gente que me dice que estoy loca, que es un suicidio... no sé qué pasará al final, pero en todo caso tomaremos la decisión nosotros, no los demás.
A lo mejor tu bonito te convence o el propio Luciano te pide un hermanito y cambias de opinión. Yo tengo una hermana diez años menor que yo. Mi madre no quería más hijos, luego insití mucho y cuando quiso tener un segundo hijo no había manera, el hermanito/a no llegaba... hasta que se produjo el milagro y yo tuve a mi hermanita. No hay normas, ni patrones, uno tiene hijos simplemente cuando está preparado. A veces suelo pensar en esas mujeres que sueñan con tener hijos y no pueden a pesar de que lo ponen todo por su parte. Nosotras, las madres somos afortunadas con uno, tres o diez hijos.

coro dijo...

Pues a mi me parece estupendo tu parecer, y aún más que no te cierres en banda sino que un hijo más como posibilidad ahora no está en tus planes y dejes abierto un futuro por si. No me resulta ajeno tu planteamiento, pero en mi caso es para empezar con el primero, yo hasta hace nada no me sentía con ganas de ser madre, y a mi alrededor no oía más que comentarios, yo siempre decía lo mismo, sería egoísta traer a un hijo al mundo solo para cumplir lo que se espera que haga, cuando me quede embarazada será porque estoy preparada para dedicarle mi vida no porque sea lo que tengo que hacer al llevar varios años compartiendo mi vida con otra persona. Lo cierto es que no hay verdades absolutas en nada y lo peor es ser dogmático en esta vida, conozco hijos únicos felices, y hermanos múltiples que también lo son, madres que se han plantado en uno y con los años deciden replantearse la maternidad, las que no lo han hecho, y en todos los casos, hay días felices y día menos felices, la felicidad no te la va a dar un hijo más o hermano en caso de Luciano, sólo por tenerlo; siempre trataréis de ser felicies, haya un miembro más en la familia o no, como lo habéis hecho hasta ahora. Un besazo querida

coro dijo...

Ay, Francoise, acabo de releer lo que he puesto y no puede estar peor, me he comido comas, formas verbales... un desastre, esto me pasa por llegar a esta hora del día corriendo y sin tiempo para dedicarme a escribir en condiciones. En fin, espero que lo hayas entendido. Un beso

eMe.Hå. dijo...

tu corazón te dirá qué hacer cuando sea el momento =)

no te olvides de que Luciano tiene un hermanito gemelo virtual.Algún día se conocerán.

Me llama el tornado!

cariños enormes

Françoise dijo...

sisisi... tal cual Jess, es como si todos los demas estuvieran pendientes de si seguimos paso a paso y fielmente el ejemplo de la familia Ingalls como dice Juli...jajaja!
Juli, me encanto eso de "acabas de parir"... si! es verdad, al menos para mi parece que fue ayer y no puedo negar que el cordon no esta del todo cortado (ya ustedes se dieron cuenta), ahora que estamos dando el paso de la separacion creo que mi cabeza esta en otro rollo y no puedo pensar en otro hijo. El tiempo dira otra cosa tal vez.
Chicas, cuando yo decido escribir todo lo que escribo en este espacio, lo hago porque las reflexiones y las introispecciones que tengo son mi pan de cada dia, hacen parte de mi, esta soy yo y mas alla de querer justificarme, lo que hago es contarles, mostrarles un poco de la Francoise que visitan sus casas. Para mi es inevitable no darle vueltas al asunto, no es que un dia me levanté y dije "no quiero mas hijos", son cosas que mastico, pienso, analizo, me pregunto, me cuestiono, cuando hablo con mi bonito, cuando escucho comentarios por supuesto que me tocan, no es que me compliquen la existencia y me confundan, pero añaden reflexiones que yo me hago. Este blog es mi terapia, cuando necesito ayuda se las pido, no me da verguenza, cuando tengo dudas les cuento a ver si me ayudan a dilucidar, cuando quiero que vean a Luciano les pongo fotos (siempre), cuando estoy triste me desahogo y cuando quiero contarles mas de mi escribo post como este, saber que piensan ustedes, entrar en un debate positivo donde las ideas van y vuelven... como les digo es mi terapia, es el lugar de encuentro con otras madres a las que adoro escuchar, hoy queria contarles mi opinion al respecto y escuchar las suyas frente al tema. Ustedes quieren mas? como sueñan su familia?
Este blog se llama asi, primero para reirme de Almodovar que (me cae mal) y segundo porque es la ventana donde muestro todo lo que me pasa siendo madre
La invitacion esta hecha, pueden venir y volver a dejar sus comentarios, opinen que aca existe la libertad de expresion!

yo misma dijo...

Francoise, no leí los comentarios perdona si repito algo!

Mi primer hijo no fue planificado y eso seguro nos impactó, claro ha sido intensamente amado. Han pasado siente años para que yo sienta que existe la posibilidad de tener otro hijo. Creo que lo que sientes es sincero, ahora no es tu momento de ser madre otra vez y además no has cerrado totalmente la puerta aunque no lo veas cercano ni probable. Que la pareja quiera locamente más hijos me parece que inclina un poco la balanza! pero tienes tiempo, me gustó mucho este post.

Adriana dijo...

Pues me parece muy bien! Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Uno tiene que querer tener un hijo y no hacerlo porque "es lo que sigue". Mi caso fue raro porque yo toda la vida, desde antes de casarme, quise tener dos hijos. Cuando quedé embarazada de Gabi seguí con la idea de dos, pero desde que nació hasta hace unos meses lo empecé a dudar, por miles de razones. De hecho en uno de mis primeros posts entre las 101 cosas sobre mí puse que me daba miedo pensar en otro hijo solo para que Gabriela tuviera un hermanito. Pero de un momento a otro como que hizo click otra vez el deseo de otro hijo, no se como explicarlo ni qué lo causó, creo que ver a Gabi ya hecha una niña más que una bebé...no se. Pero el deseo nació y ahora quiero otro YA!!!!!!
Entonces toda esta lora es para decirte que sí, que uno decide tener un hijo cuando uno lo desea auténticamente. Y mi esposo también va para el manicomio, tu descripción de D es como si estuviera yo hablando del mío, jajaj.
Fran échale un ojo a este link: http://empathicparenting.org/course/section6/lesson4/index.html . Es sobre hijos únicos, destruyendo mitos populares con resultados de investigaciones! Cuéntame que te parece.

Françoise dijo...

Nadia, es exactamente eso... la familia, la pareja, lo que el piensa, lo que queremos... entendiste a la perfeccion lo que queria contar!
Adri, visitare el link y te cuento... me muero de curiosidad! Tu ya sabias por donde iba la idea, a ti ya te habia contado mas o menos mi sentimiento frente a esto. A mi me quedaron sonando tus palabras ese dia cuando te deje mi comentario y me acuerdo que fue igual con Luciano, toda mi vida diciendo que no queria hijos y un dia "click!". Ojala llegue rapido ese bebe que tanto desean y tu y yo podemos ir haciendo los papeles mientras tanto para la inaguracion del manicomio!

Der Mond dijo...

Fran!! me encantan tus post porque llaman al debate y a la reflexión. Es un tema tan complicado. Yo a 20 dias de parir pienso igual que vos. Pero sé que muy dentro mío en tres anios voy a querer tener otro bebe. Es real lo que explicas, la decisión es tuya, pero tambien hay que contemplar al marido y las necesidades de la familia como grupo. Creo que Luciano todavía te necesita mucho y que por eso no ves la posibilidad de compartirte, quizas en unos anios cambies de opinión o tan solo ocurra la llegada de un nuevo hijo. Mi beba tambien fue esperada y super querida, pero traer un hijo al mundo no es solo la fantasía que las mujeres tenemos, ahora cuando esta en mis brazos me doy cuenta la verdadera dimensión de un hijo.

Este post tiene mucha tela que cortar, pude leer tranquila recien hoy y te digo que es re tarde, voy a tratar de leer los comentarios porque son totalmente enriquecedores.

Gracias

Marina dijo...

Fran! amigaa !!, como me gusta leerte !! mas largos los post, mas me gustan !! siento que te conozco mas y mas !!.
Bueno ... a ver ... primero comprendo y te entiendo perfectamente que te sientas asi como lo escribís, primero porque venis y seguis de una situación complicada, que ni siquiera todavía solucionaste del todo ( hablo de destetarte un poco de Lu y él de vos y disfrutar de tiempo libre y recuperar un poco tu vida! ), de modo que eso haga que OBVIAMENTE en lo que menos pienses es en tener otro hijo! y es totalmente entendible!.
Segundo ... estoy TOTALMENTE de acuerdo con vos, que un hijo es y tendría que ser un ser totalmente deseado, buscado, amado y recibido, por ser quien es y por su total integridad como personita única que es, y no a cubrir espectativas de " nada ", ni de " nadie ", ni a ser el complemento de nadie.
En mi caso, te cuento, yo era igual a vos ( lo cual no significa que vas a hacer lo mismo que yo ), después de que nació Cande dije que yo no iba a tener nunca mas hijos, que asi como mi marido y yo somos hijos únicos, Cande sería igual.
Muchos años pensé igual, y lo sostuve ... pero ... pero ... llegó una época, en que por todos lados, nacían bebés en la familias cercanas y amigos, Cande empezó a pedir desesperadamente un hermanito y decía que su hermanito " tenía " que venir, era TAL su convencimiento con casi 4 años ( cuando Max nació Cande tenía casi 5, una diferencia excelente!, Cande no sufrió celos terribles, al contrario me ayudaba muchísimo, disfrutó a su hermano, nunca lo vio como un intruso que le robó a su mamá!, me tuvo para ella sola los principales años de su vida de chiquita, ella le eligió el nombre y le dio la mejor bienvenida ), se entiende ??.
De ese modo, Cande y el
entorno hicieron un click en mi, que hicieron que yo cambiara de opinión, pero totalmente convencida!, sin ser influenciada por nadie!, salvo por mi hija y su amor, por este hermano que todavía no había llegado, pero que ella esperaba!
Nadie me obligó, nadie, el convencimiento vino a mi desde adentro!
Demás está decir que son el uno para el otro!, yo digo que es un encuentro de almas entre ellos dos!, que viene desde vaya a saber cuando!.
Por eso mismo y terminando ( esto sí, se hizo largo! ja ), entiendo y comparto totalmente, lo que decís al final, que si algún día cambias de opinión, tiene que ser un sentimiento verdadero, basado en la verdad, el amor, y el mutuo acuerdo con tus ideas y sentimientos.
Ahora no concibo mi vida sin ellos!, son la razón de mi vida y son mi motor, mi felicidad y por quienes hago todo!.
Ahora no es " tu momento " para nada! como yo lo veo!, Luciano necesita muchos años de vos todavía a full time, ustedes dos necesitan compartir MUCHO juntos a " solas ", disfrutarse, vos a él y vos misma a solas con vos!, recuperarte como mujer, y otros roles.
Yo cuando llegó Max, había compartido MUCHÍSIMO con Cande a solas, primeras salidas a solas con ella, primera vez en el jardín, primera vez con muuuuchas cosas ella y yo solamente, de modo que viví etapas con ella a solas y tranquilamente.
Vos como te conozco, sos un poco el estilo de madre un poco como yo, de ser full time y dar todo, con cada hijo, por eso te entiendo!.
Tranquila Fran amiga!, nadie te tiene que apurar, NADIE, ni vos misma, no te plantes cosas taaan a futuro, viví las cosas despacio y viendo que es lo mejor para el " ahora ".
Los hijos hay que amarlos, disfrutarlos con toda el alma, decidas lo que decidas, va a estar bien!
Te quiero amiga!!.

Marina dijo...

Yo de nuevo!! jajaj, no puedo con mi genio!, me olvidé de decir que tenés toda la razón sobre los hijos únicos!, no tiene nada que ver el tener hermanos con saber compartir ... yo soy hija única y mi marido también y somos personas sumamente generosas en todo lo que podemos, dado que somos resultado de una educación buena, valorando los buenos principios, el ayudar a los demás y pensar que nadie es el ombligo del mundo, por eso, ... repito eso no se aprende por tener hermanos!, depende de lo que nos enseñan desde la cuna.
Besote!

Laia dijo...

Françoise no sabes lo que me ha costado precisamente ahora poder leer el post entero y sacar las fuerzas para comentar. Pero es que te admiro, te admiro por tu sinceridad y por tener las cosas tan sumamente claras.

Aitana fue un fallo (todos lo sabeis ya y no me averguenza decirlo), pero la decisión de seguir adelante con el embarazo la tomamos los dos solos con todas sus consecuencias porque pensamos que realmente lo deseabamos. No lo habiamos planeado pero sentíamos que queríamos seguir adelante. Siempre pensamos que queríamos otro bebé pero sin fecha concreta y hace unos meses se me desperto como por arte de magia el instinto pero no podía ser. Cuando Juan y yo volvimos a estar juntos esa misma noche decidimos que queríamos ser padres de nuevo. Porque si, porque estamos preparados y porque lo queremos y necesitamos. Sin mas, no para complacer ni para satisfaccer necesidades.

En cuando a lo de hija única, bueno yo lo soy y no me considero ni consentida, ni mimada, ni malcriada así como cualquier sinónimo. En casa mi madre me enseñó el valor de las cosas, a compartir y como ser una buena persona. Alguna vez si eché de menos tener hermanos, sobretodo cuando veo la relación de las personas que quiero con los suyos, esa complicidad, ese cariño especial.... pero no creo que sea motivo para traer a un ser a este mundo.

El tiempo dirá si viene el hermanito o no, Luciano es todavía muy chiquitín y precisa de muchos cuidados. Además como tu dices estás en un momento de aprendizaje en la separación, no estas para pensar en otro hijo. Todo viene solo a su debido tiempo. Disfruta del día a día y todo se resolverá.

Muchos besos y espero que se te vaya aclarando el panorama

Françoise dijo...

A todo esto era a lo que yo queria llegar, saber sus experiencias me enriquecen muchisimo, me abren la puerta a mundos distintos a los que tengo a veces en mi cabeza y me alimentan, claro que si!
Mari tu comentario fue como un deja vu, me parecia estra escuchando a mi esposo, tal cual las mismas palabras. El dice que ese segundo hijo tiene que venir deseado por los 3, quiere que Luciano participe, no le quiere quitar su lugar de bebe ahora y que mas adelante el podra participar tanto como nosotros de la llegada de su hermano. Todo lo que describiste con Cande y Max, me encanto!! a esas cosas me referia... si un dia me dan ganas sea de la manera que sea, influenciada por mi esposo o mi hijo, debe ser asi... llena de amor y sin preison. Ahora que las leo a todas pienso que tarde o temprano llegara mi momento y por ahora solo me queda disfrutar de ese sol de hijo.
Gabi, en realidad este post comenzo justamente por eso que mencionas, es algo que no me concierne solo a mi, por eso me "preocupo" y como no hacerlo? si es que yo amo a mi esposo y esto tambien es asunto de el, pensar en el, en la familia y en todo el tema...pff claro que si, tienes razon, hay que contemplarlo.
Laia, a mi la verdad es que me alegro tanto la reconciliacion de ustedes dos! yo siempre te lo dije, yo le apuesto a eso, a la familia y claro, a veces tenemos que hacer algunos "sacrificios", pero el bienestar despues es la recompensa! Este bebe que va a llegar es un regalo enorme para ustedes, es la consolidacion de lo que empezaron con Aitana!
Gracias chicas!

Marcela y Sergio dijo...

Es tu punto de vista sobre la familia y su conformación. Como tal respetamos
Saludos Nosotros

Carolina dijo...

Entendí todo perfectamente y como no si lo escribes tan claro.

Mira Francoise esa un una decisión personal, respetable y te entiendo.

Mi Sebas también fue un niño planeado y muy deseado y te cuento que antes de que él naciera mi esposo y yo habíamos contemplado la posibilidad de tener los dos hijo que queríamos bien seguidos, ojala con sólo un año de diferencía para que se acompañaran y no se que cosas más... pero los planes cambiaron al vivir la realidad, mi hijo merece todo mi tiempo, su espacio y si te soy siencera no me veo como mamá de dos en un futuro cercano, quiero dedicarle cada minuto a mi hijo a verlo crecer y no tener que dividirme en dos, creo que unos tres años de diferencía para pedir nuestro otro bebé me parece razonable, pero luego de leerte hice una pequeña pausa y me imagine en un futuro y honestamente yo tampoco me veo como mamá de dos... AHORA EL DILEMA ES MIO.

Te todos modos... sólo es cosa de darle tiempo al tiempo.

Saludos.

Molly dijo...

umm, todas tan claras y yo que ni siquiera quiero ser madre... o si?

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin